Trascender con tu obra o que tu obra te trascienda…?

“Tengo el presentimiento de que muerto seré más y mejor conocido que vivo” fue una de las palabras del poeta Bécquer a un amigo en su lecho de muerte. Y efectivamente, quizás por un inesperado don profético de Bardo que se adelantó en el camino hacia el Vate, o también probablemente debido a su cruda experiencia como escritor, habiendo tenido que soportar todo tipo de trabajos precarios en vida para sostener su existencia y mantener latiendo a su arte, una vez muerto y gracias a los esfuerzos de sus amigos por publicar sus obras completas en 1871, el autor de las hermosas Rimas y Leyendas, alcanzó finalmente la fama como poeta universal y no hay quien ame la poesía que no se haya conmovido al menos una vez en su adolescencia con sus versos llenos de amor, dolor y esperanzas. Hace unos minutos había escrito aquí muchas cosas más y un movimiento torpe intentando poner un hashtag me borró todo el contenido. Pero básicamente, les decía que pese al fuego de nuestros sueños como escritores, la mayoría estamos probablemente condenados en el mejor de los casos, a trascender en forma póstuma y muchos en el camino serán olvidados y las copias de sus libros irán desapareciendo hasta la extinción total… Cuando publiqué Aniledah hace 6 meses, creía con pasión que su mensaje sería como un tsunami o una tempestad que se esparciria por el propio peso de su verdad tras un pequeño impulso inicial de mí parte. Hoy debo conformarme con ese goteo lento y constante que milagrosamente ha logrado filtrarse a través de las paredes de la Matrix en la cual estamos atrapados y confío que con el tiempo, en que esas gotas le harán una hermosa y pintoresca mancha de humedad. Ayer leía sobre una chica de mí país que admira una de las hijas de Tinelli y que hace también 6 meses subió una canción de trap a Spotify y hoy tiene 15 millones de seguidores aquí mismo. No quise juzgar ni infravalorar su arte pero me preocupe de verdad, mi mente entendió gracias a su canción qué es lo que ocurre con este mundo, creo que mi chip mental está agotado, se saturó y se quemo y ya no me sirve para entender muchas cosas del mundo actual… M.L.Inver

Publicado por Aniledah

Relatos y noticias del universo de la saga literaria de Aniledah. Elige tu propia percepción y únete a la distopía matriarcal más polémica y bizarra escrita en lengua española.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: